Érase una vez… Hollywood

Quiero empezar diciendo que llevaba tiempo queriendo ir a ver esta película. No sólo porque es de Tarantino, uno de mis directores favoritos. Si no también por la época tratada: los finales de los 60 y el tema que en principio iba a tratar, el cine en dicha época, más concretamente a lo largo del último año de 1969.

Poster sacado de FilmAffinity

Por otro lado, intenté no leer muchas críticas antes de ir verla y entre lo que leí hay de todo, desde que es la peor película del director de Pulp Fiction hasta que es su mejor film.

Brad Pitt, Leonardo DiCaprio, Margot Robbie, más otros actores excelentes. Nos habla de la familia Manson, sale una canción de Los Bravos ¿Qué puede salir mal?

Pues efectivamente, casi nada sale mal.

Entremos en una sinopsis del film: año 1969. Rick Dalton (Leonardo DiCaprio) es un actor en horas bajas, ha protagonizado una serie de éxito y algunos films de éxito. Ahora intenta asentarse en el mundo del cine pero sólo le ofrecen papeles de malo en el mismo medio del que quiere salir. Cliff Booth (Brad Pitt) es su doble, su amigo y su chico para todo. Sharon Tate y Roman Polanski,el director de moda, viven en la casa de al lado de Rick. A través de la vida de estos dos chicos y de Sharon Tate nos muestra la ciudad y el ambiente en el mundo del cine de esta ciudad, en un año en el que se empezó a revolucionar el medio. Nos muestra los sets de rodaje de las series en las que trabaja Rick Dalton, mostrando incluso que a veces que ese mundillo es un poco cutre.

Realmente, Tarantino en este film no nos cuenta una historia en si. Sólo lleva a los personajes de aquí para allá, deteniéndose a veces incluso en las escenas que rueda el personaje interpretado por Leonardo DiCaprio. La cámara del señor Quentin se convierte en la cámara que rueda la escena.

Estas contemplacion de estos personajes deteniéndose en todo lo que hacen dilata el film permitiendo que haya grandes bajones de ritmo (la mansión Playboy por ejemplo) que personalmente no me importaron, pues todo obedece a la razón de enseñaros que el director adora la ciudad, adora la época y adora el mundo del cine que por otro lado fagocita todo lo que coge a su paso cómo le pasa a Dalton y a Booth y le puede pasar a Tate.

Toda esta contemplación de sus tres actores principales acaba explotando en los última media hora de la película en uno de los mejores finales que ha rodado Tarantino: violento, divertido y dinámico.

Los actores están en estado de gracia, con un Leo Dicaprio magnifico en uno de los mejores papeles de su carrera. A veces un poco histrionico sabe lo que necesita su personaje en cada momento. El actor se luce sobre todo en una escena en la que se cabrea consigo mismo.

Leonardo DiCaprio en una de las escenas de Érase una vez en Hollywood.

Frente a él, está un excelso Brad Pitt con su hirietiesmo hace que las sombras sobre su personaje prácticamente no salgan a la luz. Hay una escena en particular en que Pitt está magnífico (escena del rancho) en la que actor y director se unen para sacar un mini thriller de la nada, llena de tensión y magníficamente rodada.

Brad Pitt y su sexapeall en el film.

En cuanto a Margot Robbie como Sharon Tate está también magnífica, otorgando una gran candidez a su personaje. Ha habido cierta polémica con este personaje ya que tiene pocas líneas de guión habiendo criticado a Tarantino calificándolo de machista. Para mí, el personaje interpretado por Robbie es el verdadero motor de la película, es el nexo de unión entre muchas de las cosas que ocurren en el film. Es la luz dentro de una película que si bien es de las más amables de Quentin tiene muchas aristas y sombras en los personajes anteriormente mencionados. Suya es también la mejor escena del film junto con el final y la mencionada escena del rancho. Y no es otra que una acaecida en un cine donde la Tate encarnada por Robbie nos desarma con su inocencia, dulzura e incluso cierta timidez. También porque es donde más demuestra el de Tennessee su amor por el cine. Y porque prácticamente a partir de esta escena todo se vuelve irremediablemente más tenso.

Margot Robbie como Sharon Tate.

También añadir otros actores como Al Pacino como productor de películas con raíces Italo americanas. O Kurt Russell cómo cómo de especialistas o un gran Bruce Dern que comparte escena aunque no espacio con una Dakota Fanning imperial, entre otros. Las pelis de Tarantino no fallan en el reparto y aquí no va a ser menos.

Al Pacino en u instante del film.

Por supuesto, los clichés más reconocidos del cine de Tarantino están aquí, cómo por ejemplo el de los pies. Es más, a veces se hace un homenaje a si mismo.

Por último decir, que si bien, no es la mejor película de Tarantino está muy cerca de las que si, quizás podría haber sido mejor sin esos bajones de ritmo que es compensado con creces por los actores, el pulso narrativo que da Quentin al cómputo global del film, su sentido del humor que a veces tiene muy mala baba y es políticamente poco correcto.

Chucrut Frito.

Si queréis pasar casi tres horas en una sala de cine disfrutando casi en cada momento este es vuestro film. Este es vuestro film.

Finalmente os dejo el trailer.

https://m.youtube.com/watch?v=J0rFGJV3cYw

Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s