LGTB en el cine estadounidense

De todos es sabido que muchas veces el cine se ha mojado políticamente y es una representación cultural de la época en la que se ha hecho.

En este artículo se pretende hacer un repaso a la evolución de como el cine ha tratado la homosexualidad desde sus inicios hasta los días de hoy.

Es sorprendente como en los inicios del cine, la homosexualidad se mostraba de forma abierta, eso sí como un elemento cómico, ridiculizándolo. Eran personajes con un gran amaderamiento y a los que se les conocía por el público mariquitas(sissy en inglés), No obstante, la primera escena de temática gay que se recuerda es de 1895 y sorprende que sea sin atisbo de comicidad. Se la debemos a William Dickson. Os la dejo aquí:

Corto de Dickson.

Esta escena, por cierto fue la primera en rodar sonido en directo.

El primer personaje gay protagónico se lo debemos a una mujer, Alice Guy, silenciada y olvidada hasta hace poco. La película en cuestión es Algie the Miner. Aquí el protagonista no es sólo gay sino que se puede considerar un héroe, aunque esto se ve representado a través de una serie de escenas cómicas. En ella, Algie consigue besar a cowboys y llevar una vida satisfactoria en el salvaje oeste:

Algie the Miner (Alice Guy)).

Y de este pasamos a Charles Chaplin, que trato abiertamente la temática homosexual y además introdujo el tema del travestismo, por ejemplo, en Charlot, tramoyista de cine, nuestro protagonista besa a una mujer vestida de hombre:

No obstante no es la única escena en la que Charlot utiliza la temática del travestismo, en Charlot, señorita de bien, es el propio Chaplin el que se disfraza de mujer para poder escapar:

Os dejo el film entero, la escena en cuestión es a partir del minuto 15.

Y Chaplin también nos dio la primera escena homofóbica del cine (crítica a la homofobia) en Baile de disfraces, en la que Charlot vestido de mujer es acosado por varios hombres y estos al descubrir que es un hombre le persiguen y acaban tirándole a un pozo:

A partir del minuto 7 hasta el final, también os dejo el clip entero.

No obstante, no es oro todo lo que reluce, como se puede entrever de estas películas que utilizaban estos personajes como elemento cómico, otras películas los ponían como enfermos mentales o depravados sexuales. Esto va en consonancia con el pensamiento general del principio del siglo XX. Y Hollywood claro, no fue una excepción. Se implantó una serie de normas “morales” que debían seguir las películas. Es más, la representación de la homosexualidad en los EEUU de los años veinte era imposible, a menos de un modo abierto. Esto fue a más con el código Hays o código de producción cinematográfica estadounidense, apoyado, como no por La Iglesia por medio de La Legión de la Decencia.

Esto va a más durante los años 30, alcanzando su máximo esplendor después de la II Guerra Mundial, entre otras cosas para ver intentar reprimir a la mujer (como ya vimos en el artículo de las femme fatale).

Actrices como Greta Garbo o Marlene Dietritch se convirtieron en iconos lésbicos de la épocaa, al dar las dos vida a Margarita de Suecia, monarca reconocida como bisexual.

Esto dio paso que en las películas, los personajes gays que aparecían fuesen los malos del film, esto se ve en el cine negro, en el que los personajes interpretados por el actor Peter Lorre casi siempre hace de malo y se comporta con tics que se identificaban como forma de comportamiento homosexual.

Peter Lorre en el Halcón Maltés

No sólo está este ejemplo de Lorre en El Halcón Maltés, sino que hay muchos otros. Una de las películas más conocidas con dos asesinos claramente gays, es La Soga (Alfred Hitchcock, 1948). Os dejo el inicio de este fantástico film:

Primeros minutos de La Soga

Estos son los años del famoso senador Mcarthy y el Comité de actividades antiamericanas que perseguía comunistas, homosexuales y otras “actividades malignas” contra los EEUU.

Pero esto no sólo se implantó en la forma de hacer películas, sino que los estudios impusieron una serie de normas morales a los actores y actrices y entre ellas, que no mostrasen su identidad sexual, es decir, tenían que ser heteros a más no poder.

Dentro de la pantalla, durante los años 40 y hasta la segunda mitad de los años 50, se seguía optando por la insinuación. Cuando el senador Mcarthy es expulsado en 1954, los personajes homosexuales empiezan a dejar de ser utilizados como elementos cómicos o como los malos del film.

Esta insinuación se ve claramente en películas como Té y simpatía de Vicente Minnelli, donde vemos a un joven que se describe como diferente y que su padre quiere cambiar.

No obstante, fuera del circuito hollywoodiense nos podemos encontrar con que si se trata el tema de la homosexualidad de forma más abierta. Uno de los casos más conocidos es el de Glen o Glenda, de Ed Wood.

Llegados a los años 60 las insinuaciones son cada vez más evidentes. Es más, muchas veces se habla de ella de forma directa. Y es aquí cuando tenemos que mencionar uno de mis films favoritos de todos los tiempos: La calumnia de William Wyler. En esta película, se nos habla de dos maestras de escuela que viven juntas. Son respetadas y queridas por la comunidad. Pues bien, castigan a una niña y esta se inventa que las profesoras tienen una relación sentimental. Pasan de ser queridas al ostracismo. Excelentemente dirigida y con unas Audry Hepburn y Shirley McLaine en estado de gracia, es una de las primeras cintas que se atreve a tratar de forma abierta la homosexualidad y más entre dos mujeres, que siempre ha sido un tema más tabú que una relación entre dos hombres.

Os dejo el principio del film aquí:

Inicio d e La Calumnia (Wylliam Willer (1961).

Esta desaparición del tratamiento de la homosexualidad como elemento cómico o como personajes malvados tiene que ver con lo que está ocurriendo fuera de las pantallas. En la década de los 60 se empiezan a hacer reivindicaciones del colectivo homosexual. En la noche del 27 al 28 de Junio de1969 tienen lugar los disturbios del Stonewall. La policía realiza una redada en un bar de ambiente de la ciudad de Nueva York, el Stonewall, Empieza a haber disturbios que toman el cariz de resistencia civil contra la discriminación. Estos disturbios se producen por el continuo acoso de la policía a estos sitios de ambiente homosexual. Este día será cogido como día para celebrar el día del Orgullo Gay. A partir de este día, la homosexualidad se empieza a hacer pública y a hablar sobre ella. Hay manifestaciones reivindicando la libertad sexual de cada uno.

Hollywood es consciente del poder de estas manifestaciones y empieza a tratar de forma abierta la homosexualidad, no por creer en el cambio social, sino para atraer a más público al cine, es decir, para conseguir mas dinero. Esto trae consigo, la eliminación de los estereotipos antes mencionados. Empiezan a existir películas con personajes protagónicos gays. La libertad de tratamientos sobre personajes homosexuales, dio paso a multitud de tratamientos sobre la homosexualidad.

Una de las primeras películas en mostrar un grupo de protagonistas gays es Los chicos de la banda de William Friedkin (1971). Esta película si bien es un documento interesante falla en el tratamiento de algunos personajes, que siguen atormentados por su condición sexual. Al año siguiente, se estrena Cabaret, de Bob Fosse, que nos muestra a un joven gay sin sentimientos de culpa por su homosexualidad.

Trailer Cabaret (1972).

Otro referente de esta época es John Waters donde se trata en todos sus films la temática gay.. Su película más famosa es Pink Flamingos (1972).

Trailer Pink Flamingos (1972).

Ya en los años 80 se estrena A la caza, con Al Pacino y como director nos encontramos al ya mencionado William Friedkin. En ella el asesino busca a sus victimas en bares de ambiente gay y se da una visión equivocada de los homosexuales. Por esta película hubo protestas del colecto LGTB y la película acabó retirada de los cines.

En 1985 se estrena El beso de la mujer araña de Hector Babenco con William Hurt (ganó el Oscar por este film) donde un gay acusado de seducir a un menor sirve a las autoridades para sacar información a su compañero de celda (Raul Julia).

Entrando en la década de los 90, Gus Van Sant estrena mi Idaho privado (1991) con River Phoenix y Keanu Reeves. En ella se introduce el tema de la prostitución. Una película dura y rodada con un gusto exquisito y un gran River Phoenix es muy recomendable verla.

Ya en 1993 se estrena Philadelphia (Jonatham Demme) donde se trata la temática del SIDA. Esta película es de a primeras en tener un gran presupuesto y varios actores conocidos como Tom Hanks, Denzel Washington y Antonio Banderas. En ella, se trata además del tema mencionado, la homofobia que sigue latente en EEUU también. Al igual que la discriminación por razones de orientación sexual ya que al personaje de Tom Hanks le despiden al enterarse de que es gay.

Os dejo la estupenda canción principal de su también estupenda BSO, compuesta y cantada por Bruce Springsteen:

Streets of Philadelphia. Bruce Springsteen.

Tres años más tarde, hacen acto de presencia Las hermanas Wachowski en el mundo cinéfilo con la película Lazos ardientes, que nos muestra una tórrida relación entre dos mujeres que pretenden robar al marido de una ellas. Lazos ardientes une sexualidad, thriller y violencia en una interesantísima ópera prima. Las Wachowski son unas de las directoras que mas han hecho por visibilizar la causa del colectivo LGTB desde los años 90 hasta día de hoy.

En 1999 nos llega Boys don’t cry que nos mete en el tema de la identidad de género. Que más que hablar de homosexualidad, nos habla de transexualidad. Nos cuenta la historia de Teena Brandon, que siempre ha querido ser un chico. Se cambia el nombre a Brandon Teena, se corta el pelo y se empieza a vestir como un chico. Es una de las primeras películas en hablar de transexualidad. Va recibiendo el rechazo de la sociedad que le rodea. Boys don’t cry es un grito de libertad a vivir la sexualidad y a sentirse como uno quiere. Está basada en una historia real. Brandon Teena fue asesinado en 1993. Esta película reportó un Globo de oro y un Oscar a Hilary Swank.

Trailer de Boys don’t cry.

Entrando en los 2000 y relacionado con la transexualidad, nos encontramos con Transamerica, que nos cuenta la historia de una mujer transexual que se entera de que antes de su operación tuvo un hijo y viaja a Nueva York para conocerlo . Felicity Huffman se marca un papelón como la protagonista. Realmente la película es una road movie y se centra más en los problemas de la protagonista que en los problemas y discriminación que las personas transexuales sufren cada día. Aún así es una persona estimable.

También en 2005, nos encontramos con Brokeback Montain (2005) dirigida por Ang Lee, un auténtico hito en el cine comercial y nos cuenta la historia de dos vaqueros que se conocen en la cola para conseguir un trabajo y que aspiran a formar una familia . Cuando los dos consiguen el trabajo y su jefe les envía a cuidar el ganado , empezarán una relación. La película lazó a la fama a Heath Ledger y a Jake Gyllenhaal. Una película que sorprende por mostrarnos la historia de una forma muy natural y fluida.

Escena Brokeback Montain.

En 2008 nos encontramos con otro film de Gus Van Sant, Mi nombre es Harvey Milk, que es un biopic sobre el político que da nombre a la cinta, que fue el primer político abiertamente homosexual en ocupar un cargo público. Fue asesinado.

Ya en 2014 se estrena Descifrando Enigma, un biopic sobre Alan Turing, el considerado padre de los ordenadores y persona vital en la II Guerra Mundial en la lucha contra la Alemania Nazi. Turing fue procesado por gran indecencia en 1952, al reconocer su homosexualidad. Se le dio dos opciones: o castrarse quimicamente o la cárcel. Optó por suicidarse.

Trailer de Descifrando Enigma.

Moonlight, estrenada en 2016 y ganadora del Oscar a mejor film y nos cuenta la vida de Chiron desde su infancia hasta que se hace mayor de edad. En ella tiene que hacer frente a la drogadiccion de su madre, la dura vida de su barrio en Miami y conocerse a si mismo.

Fuera del circuito estadounidense, por supuesto hay varios films reseñables. La Alemania de los años 30 fue pionera.

También hay que reseñar los films de Pedro Almodóvar en España.

Entrevista a Pedro Almodóvar.

La última película sobre homosexualidad relevante es Call me by your name de Luca Guadagino en el contexto europeo.

Escena de Call me by your name.

Este año se estreno en España Carmen y Lola que trata sobre una relación de amor entre dos jóvenes gitanas.

Escena de Carmen y Lola.

Por supuesto, faltan bastantes películas sobre temática LGTB pero he tenido que hacer una pequeña selección.

Hasta aquí todo, una abrazo.

Anuncios

Un comentario sobre “LGTB en el cine estadounidense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s